317 878 71 71

Llámenos o Escríbanos por WhatsApp

Facebook

Twitter

Instagram

Menu

JORNADA LABORAL FLEXIBLE – EVITE PAGAR HORAS EXTRAS

JORNADA LABORAL FLEXIBLE – EVITE PAGAR HORAS EXTRAS

La medida de la jornada laboral flexible consiste en distribuir la jornada ordinaria de trabajo, de 48 horas semanales, en 6 días de trabajo y un día de descanso dentro de la misma semana.


Esta medida se sugirió por el Ministerio de Trabajo para evitar aglomeración de trabajadores y reducir el riesgo de contagio de Covid – 19. Se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones para que no incurrir en sobrecostos y discusiones con el personal:

    • 1. La modificación debe realizarse de mutuo acuerdo con el trabajador.
    • 2. Debe constar por escrito en un acta, especificando las condiciones de la modificación.
    • 3. Las jornadas de trabajo deben ser, mínimo, de 4 horas, y máximo, de 10 horas diarias. Si se excede, deberá pagarle horas extra a su trabajador.
    • 4. Se puede establecer un horario diferente para cada día. Por ejemplo, 4 horas un día, 6 horas al siguiente y 10 horas el próximo. Esto no implica pagar recargo por trabajo suplementario, por eso se le llama flexible.
    • 5. El tiempo laborado no podrá exceder las 48 horas semanales, excepto cuando la labor requiera que se cumplan turnos sucesivos, como los vigilantes o médicos.
    • 6. Solo se puede laborar un solo turno por día y no es posible interrumpir la jornada. Esta debe ser continua o de corrido.
    • 7. Se pueden laborar máximo 6 días a la semana y debe otorgarse al trabajador 1 día de descanso.
    • 8. El día de descanso puede ser un domingo o cualquier otro día, pero si se le solicita al trabajador laborar el día de descanso acordado, se le deberá pagar recargo dominical.
    • 9. Para evitar pagar recargo nocturno, la jornada acordada debe ser entre las 6:00 a.m. y las 9:00 p.m. Si es por fuera de este horario, tendrá que pagarlo.
    • 10. Otra manera de no pagar recargo nocturno o dominical, es acordar jornadas laborales, de máximo, 6 horas diarias y continuas, con un máximo de 36 horas laboradas a la semana. Se debe evaluar si el costo de las 12 horas semanales que se otorgan, representa un ahorro comparándolo con el pago de horas nocturnas que se tendría que pagar al trabajador.

Hay cargos para los que no se puede aplicar la jornada laboral flexible, por ejemplo:

Empleadas domésticas, cargos de dirección, manejo y confianza, o los trabajadores que realicen labores intermitentes.

Sin embargo, cuando aparezcan situaciones de fuerza mayor, se requiera tomar medidas para evitar alguna catástrofe que requiera atención inmediata, frente a un caso fortuito o situaciones que no se pueden prever, se podrá extender la jornada de trabajo.

Asesor en línea
Chartear con un asesor ahora